¿Las deudas también se heredan?

qiip
19-01-2022

La muerte es un tema que, generalmente, nos asusta. Y tiene sentido, es parte de nuestra condición humana. Sin embargo, ese miedo hace que no nos detengamos a pensar qué pasaría con algunas de nuestras responsabilidades en caso de morir, entre ellas las deudas. No solo eso, cuando perdemos alguno de nuestros seres queridos; en medio del dolor y trámites funerarios, ni sabemos si debemos hacernos responsables del pago de los créditos que dejó en vida. Por eso, es mejor estar preparados y entender qué es lo que pasa en estos casos. No te preocupes, aquí te lo explicamos.  

¿Cuándo no se hereda una deuda?

Lo primero que tienes que tener en cuenta es que las deudas con los bancos, como tarjetas de crédito o créditos hipotecarios se cancelan automáticamente después de la muerte de la persona. Esto pasa porque la mayoría de estos productos traen un seguro de vida en su contrato que respalda la deuda en caso de muerte.  

Pero ojo, y esto es muy importante, solo pasa si no se han presentado atrasos en los pagos en los últimos tres meses y si no se usa o consulta el saldo de la tarjeta (sea en línea o en un cajero) luego del fallecimiento. En ese caso, lo que se hace es notificarle a la institución financiera sobre la muerte para cancelar la cuenta y que no se sigan generando intereses.  

Si no tienes la información bancaria de la persona que murió, te puedes poner en contacto con la CONDUSEF para que te indique cuáles son las cuentas bancarias que dejó abiertas a su nombre.  

¿En qué casos sí se hereda la deuda?

  1. Si eres aval en alguna de las deudas del fallecido. Por si no lo sabes, el aval es una persona que se compromete y respalda el pago de un crédito que se solicita.  

  1. Cuando eres cónyuge del fallecido. 

  1. En caso de aparecer como albacea en el testamento. Es decir, si eres la persona de confianza que se deja en el documento como responsable de hacer cumplir su última voluntad.  

Ten en cuenta, si eres el heredero de un patrimonio y esta herencia cuenta con deudas, entonces debes responder con su valor hasta donde alcance. Si el monto de la deuda supera la suma de los bienes que recibes, puedes no aceptar la herencia. Pero, si es menor, puedes saldar la deuda con parte del patrimonio y quedarte con el resto.  

Algunas recomendaciones

La muerte, aunque estamos destinados a conocerla desde que nacemos, puede llegar sin avisar. Para darle una ayudita a tus seres queridos con los trámites en caso de que te llegue a pasar, puedes:  

  1. Revisar los contratos de todos los créditos que adquieras y asegurarte de que incluyan un seguro de vida para respaldar tu deuda.  

  1. Comunícale a tu persona de confianza los compromisos financieros que tienes y explícale dónde guardas todos los documentos relacionados con ellos. Ten en cuenta que, en el momento de cancelar alguna cuenta, solicitan el acta de defunción, identificación de la persona fallecida y comprobante de domicilio. 

  1. Si vas a incluir a alguna persona como aval de un crédito, explícale bien lo que esto significa.